Redacción Paola Santamaría.

Queremos compartir la historia de la poderosa empresaria Patricia Méndez con su marca Splash kids. Un servicio totalmente novedoso en el país que nació en el año 2012, teniendo 6 años de trayectoria y con una gran aceptación por parte de los salvadoreños.

Pero, ¿Qué es Splash Kids y como nació?
Primeramente Splash kids es un centro de educación acuática que se encarga de impartir clases de natación a niños y bebés de 6 meses en adelante, con un metodología totalmente diferente. La Lic. Patricia nos comento que su idea de negocio nació gracias a que no había centros especializados en dar clases de natación a bebés. Comenta que gracias al trabajo de su espeso, elcual tiende a viajar mucho, conoció un lugar en Costa Rica donde daban clases de natación a bebés menores de 3 años, por lo cual ella encontró una oportunidad muy importante de crear algo totalmente novedoso en el país y que fuera de mucha utilidad para padres de familias.

En cuanto al camino de emprender ella mención que “el emprendimiento no es fácil porque se hablan de muchos costos de por medio que se tiene que suplir al final del día puede llegar a generar ansiedad por tantas responsabilidades y es necesario
tomar en cuenta que muchas veces se aprende de prueba y error”.
Que los bebés desde 6 meses reciban sus clases personalizadas, no es motivo para generar temor, en Splash kids se trabaja para que él se conecte nuevamente con ese vinculo especial que es el agua, el cual no es desconocido para el bebé en ese momento de su vida, se vuelve desconocido cuando llega a la edad de 2 años, ya que no lo recuerda. La edad adecuada es recibir clases cuando
son menores de 1 año, porque todavía recuerdan ese entorno y hay muchas más ventajas por medio.
¿Cómo funciona el centro y que horarios tiene?
Se maneja un concepto totalmente nuevo que genera confianza en todos los padres de familia facilitando con servicios adicionales como de cafetería, wi-fi, sala de espera, cámaras de seguridad y sin olvidar que todo el equipo son mujeres para dar un mejor trato materno a los bebés.
La metodología para impartir la clase es a base de juego recreativo y sin presiones que puedan generar cualquier tipo de trauma. La clase dura 40 minutos exactos, en los cuales papá, mamá o en algunas ocasiones abuelas, formar parte del entrenamiento del bebé y lo a acompañan dentro de la piscina para generar una mayor confianza, por lo tanto los padres de bebés menores de 2 años beben ir preparados para ingresas a las clases. Se hacen diferentes actividades y se trabaja con juegos de estímulo,combinándolo con supervivencia.

Las condiciones de la piscina tienen medidas adecuadas para impartir las clases a bebés y niños, su temperatura es de 31 grados y es totalmente techado con un espacio ligeramente pequeño para la seguridad de los padres.

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like