fbpx

¿Sabías que puedes reclamar el pago de una prestación económica por renunciar a tu empleo?

En El Salvador, desde en el año 2014, se encuentra en vigencia la Ley Reguladora de la Prestación Económica por Renuncia Voluntaria, Decreto Legislativo número 592, Publicado en el diario oficial número doce, tomo 402, de fecha 21 de enero de 2014; por lo cual muy brevemente hablaremos de la Ley Reguladora de la Prestación Económica por Renuncia Voluntaria, con la finalidad de informar respecto a los pasos a seguir para gozar a la prestación contemplada en la referida Ley.

Lo primero que debes saber es que la ley antes mencionada, se tiene por objeto regular las condiciones bajo las cuales las y los trabajadores permanentes que laboren en el sector privado, e instituciones autónomas, que generen recursos propios y cuyas relaciones laborales se rigen por el Código de Trabajo, aun cuando no se menciones en la referida ley, incluyendo el Instituto Salvadoreño del Seguro Social y la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, gozarán de una prestación económica por la renuncia voluntaria de su empleado.

A la prestación económica solo pueden acogerse, los trabajadores permanentes que tengan por lo menos dos años de antigüedad.

Para poder exigir el pago de la indemnización los empleados en puestos gerenciales o empleados especializados deberán presentar un “preaviso” de renuncia con por lo menos 30 días de anticipación, y 15 días de anticipación para el resto de trabajadores de una empresa.
No debe confundirse el preaviso con la renuncia, ya que el preaviso constituye la noticia que un trabajador renunciará a su cargo en un tiempo determinado. Por otra parte la renuncia debe constar en documento privado autenticado mediante acta notarial o en las hojas que para el efecto extienda el Ministerio de Trabajo.

En caso que el empleador se niegue a recibir la renuncia, el trabajador podrá acudir al Ministerio de Trabajo para que por medio de este se notifique al patrono el “preaviso”, en cuyo caso se entiende que el “preaviso”, se presentó al momento que el trabajador interpuso su queja ante el Ministerio de Trabajo.

En aquellos casos en que el patrono se niegue a pagar la prestación económica por renuncia voluntaria, se presume legalmente que el trabajador fue despedido y por tanto el patrono deberá pagar la indemnización correspondiente, que es mayor a la prestación económica por renuncia.
La compensación a la que puede optar el empleado que renuncia, equivale al pago de 15 días de salario ordinario del trabajador por cada año de servicio. El salario base a tomar en cuenta para el cálculo anterior no podrá exceder de dos salarios mínimos del rubro correspondiente.

La prestación deberá ser cancelada dentro de los quince días siguientes a la renuncia del trabajador. Dentro de ese mismo periodo deberá pagarse las vacaciones y aguinaldo proporcionales a que hubiere lugar.

Para el caso de las empresas que liquidan anualmente a sus trabajadores, deberá tomarse en cuenta el último período luego de la última liquidación; pero en el caso que solo se elaboren nuevos contratos de trabajo y no se haya pagado la antigüedad a los trabajadores, la relación de trabajo se entiende prestada desde el inicio de la misma, no obstante los contratos posteriores’

En caso que existan múltiples renuncias en una empresa el patrono podrá diferir el pago de la prestación económica por la renuncia de los trabajadores hasta en 12 meses, mediante pagos mensuales sucesivos hechos a cada trabajador, debiendo contar previamente con la autorización del ministerio de trabajo.

💬 Para hacer tus consultas a nuestros Abogados da click aquí ➡️ api.whatsapp.com/send?phone=50370199969

📱(503) 25026590
📍UBICACIÓN: Colonia Médica avenida doctor Emilio Álvarez No 15. Centro Professional Universal local 3. San Salvador.

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like