Para una emprendedora no es fácil hacer un buen equipo de trabajo. Los buenos empleados, en ocasiones, también son los mejor pagados. Y entramos en el dilema de cómo retener una persona que aporta con sus cualidades y buenos resultados para la empresa.

La mentalidad de que todo mundo es reemplazable está perdiendo vigencia a medida que las destrezas y conocimiento son más relevantes, y las actividades mecánicas, propias de la era industrial han cambiado.

Mpoderate habló con la Johana Aguirre, abogada en lo mercantil, quien conoce de primera mano, las figuras legales o las medidas legales que pueden ayudarte a retener talentos sin quebrar o quedarte sin dinero.

¿Qué opciones tengo?

Mesa de Consejo:

La principal es “agregar a esa persona a tu mesa de consejo aunque no sea socia accionista”, porque sus ideas aportan. Además, permite un clima de trabajo en equipo y le da la importancia que merece. Legalmente está en la mesa de decisiones, pero no es que recibe los mismos beneficios monetarios que los accionistas.

“Si esta persona decide irse, se retira como empleada, no se llevará beneficios que los dueños tienen porque no ha arriesgado capital o asumido obligaciones de la misma naturaleza que un propietario o un accionista”.

El mutuo beneficio es porque ambos trabajan con un objetivo común y un crecimiento común como personas que toman y aportan en decisiones laborales. Algunos son Intrapreneurs, aquellos empleados creativos, ingeniosos, que aportan soluciones concretas, innovan y, en general, son de gran valor. Están creando cosas y soluciones nuevas, como un emprendedor pero, no toman riesgos financieros, sino que está en el clima de un salario cada mes.

Accionistas fantasma:

Johana Aguirre recomienda esta figura, “En otros países se trabaja esta figura. Al crear los estatutos internos, que no afectan el código de comercio”. Una vez se hacen los estatutos internos se utiliza la figura de asociado, pero no es accionista, sigue siendo empleado. Y hay diferentes niveles, como Socio Junior, Socio Senior, etc. Estos ascensos se cumplen bajo resultados y ciertos períodos.

Otros estímulos sin involucrar legalmente a una empleada talentosa:

a)Premiarlos con bonos cada cierto período: Hay empresas que a mitad y final de año entregan un bono, ya sea por un porcentaje o un monto específico fijo. Los bonos también se pueden ganar por resultados. Este estímulo financiero es un apoyo para los empleados ya que siempre hay emergencias o gastos inesperados, abonos a préstamos, etc. Esto les da una certidumbre y a la vez les hace sentir apreciados.

b) Educación (universitaria, maestrías, etc): Ya hemos hablado del salario emocional, pero también existe otro tipo de estímulo como pagar parcialmente la educación de algún curso que estén tomando, o dejarlos salir más temprano porque están estudiando.

c) Capacitaciones: Hay empresas que no se preocupan de capacitar o apoyar la mejora continua de las personas que trabajan dentro de la empresa. Y si se mira como una ganancia por doble vía, te darás cuenta que mientras trabajen contigo, esa educación también ayudará al crecimiento de todos. Si existe el riesgo que esa persona se vaya con su conocimiento para otra parte, pero mientras eso sucede es mejor que ambas partes se beneficien de la buena educación adquirida.

d) Prestaciones; hay diferentes tipos de prestaciones como seguros, atención médica, descuentos en locales afiliados a la empresa, y cuando se trata de grandes compañías hasta viajes.

Johana Aguirre, Abogada y notario,  con especialidad en lo mercantil.

Tel: 78603483

 

 

 

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like