Por Raquel Golscher.

La fotografía es un tema muy importante que debemos abordar, debido a que mediante ella podemos reflejar una idea o un concepto para nuestra marca. Los fotógrafos ponen su pasión y esencia en cada una de sus fotografías, logrando dejar una huella única que se diferencia del resto.

Quizás al inicio no tengas pensado destinar un presupuesto para las fotografías de tus productos y marca, pero estamos en una época en donde todo es visual y lo que se ve bien vende. Una buena fotografía puede aportar a tu marca un valor agregado, la imagen atrae a las personas y es por eso que se recomienda tomarla muy en cuenta para tu negocio. Al iniciar con la fotografía toma en cuenta los siguientes consejos:

1. Encuentra un buen espacio.

Es importante buscar espacios que logren armonizar con la idea que tenemos para las fotografías. Hay ocasiones que el espacio que menos creemos se convierte en el más conveniente. Este punto se trata de tener la mente y los ojos abiertos para sacarle el mayor potencial a un lugar.

Es recomendable que hagas un recorrido en la locación. Hay que detenerse a observar muy bien lo que hay alrededor. No es necesario tener que ir a  un lugar que a simple vista seas hermoso, existen pequeños espacios que pueden funcionar de manera increíble y se pueden encontrar en cualquier lugar en la calle.

Mira todos los espacios disponibles en la locación. Puede que ese jardín sea perfecto para tomar fotografías y tu no te habías dado cuenta. Puedes hacer varias pruebas en distintos lugares hasta que te sientas cómodo de ver el resultado final.

2. Sé creativo.

Es primordial tener una idea clara de lo que se quiere transmitir con la fotografía. Saber qué colores, qué ángulos, que es lo que más se quiere destacar de la persona o el objeto, sin embargo, no es necesario tener un estudio fotográfico o tener que gastar mucho dinero en materiales para lograr ejecutar tu visión. Lo más importante es sacarle provecho a lo que tienes a la mano, los elementos más simples pueden darle un toque diferente a tu fotografía.

En el caso de hacer fotos para un producto, hay que tener en cuenta la esencia del producto en sí para ejecutar una idea. Por ejemplo si es maquillaje, se puede ligar a flores, colores pasteles, fondos blancos, algo que evoque femineidad, sácale el mayor provecho a lo que tienes a la mano.

Para lograr la imagen de la derecha se utilizó la entrada de luz natural y un pequeño papel dorado para reflejar la luz sobre el objeto, de fondo se utilizo hojas de color rosado y flores para lograr el efecto de profundidad.

  1. La iluminación.

Este punto es muy importante, si se capta la iluminación correcta la fotografía resultará muy buena. La iluminación es esencial en la fotografía, la hora recomendable para tomar fotos en un espacio libre por la tarde son de las 3:30 pm hasta las 5:30 pm y en interiores se recomienda hacer una exploración del lugar para poder encontrar espacios donde haya buena iluminación, ya sea una entrada de luz natural o luz artificial.

Un tip es que pueden quitar sombras en los rostros de los modelos con las mismas lámparas de el celular. Además, se puede utilizar una cartulina blanca para rebotar la luz que exista y lograr una mejor iluminación. Buscar paredes blancas o superficies claras ayudará a que la fotografía se vea más limpia.

Busca entradas de luz natural, ubica al producto o modelo cerca de una ventana para obtener mejor iluminación.

Si haces fotografías de productos es recomendable que se apoyen de lámparas de escritorio, cartulinas blancas y de ventanas que permitan la entrada de buena luz. Es importante no iluminar demasiado los objetos, ya que sino tendrán una fotografía quemada.

Se utilizó lámparas para iluminar el objeto y cartulinas blancas para reflejar la luz.

 

 

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like