fbpx
Dar gracias nos permite desear menos objetos materiales en la vida.

Hoy comienzo a escribirles cosas un poco más cercanas a mi corazón, por lo menos de vez en cuando.

No importa el día de la semana que sea, si abrimos nuestro corazón a la gratitud tendremos menos necesidad de llenar nuestro corazón con cosas.
Una persona me dijo molesta que por qué siempre trataba de ver el vaso medio lleno, que hay días grises y no hay por qué sentirse mal cuando estamos tristes. Y estoy de acuerdo. He estado triste incontables veces, y luego de un rato doy gracias porque esa tristeza también trae sus propias lecciones y tiene su propia belleza.
Las personas que más cercanas a mí saben que me encantan las tormentas eléctricas, me fascina la lluvia, me gustan hasta los sapos jajajajajaja… desde niña me gusta escucharlos cantar, verlos saltar, no me parecen feos.
Los días lluviosos y grises me parecen bellísimos. Para nada me deprimen.
El tráfico es menos hostigue, la gente a fuerza debe bajar su prisa y desesperación en la calle y esa atmósfera de relativa tranquilidad me gusta.
Así que hoy amaneció gris en mi casa y me sentí agradecida.Hay otras tantas cosas por qué dar gracias para mí, pero elegí ver esas nubes grises y sentirme agradecida

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like