fbpx

Hoy en día, el hotel boutique Sal y Luz es visitado por empresarios, extranjeros y salvadoreños que buscan un sitio íntimo donde tomar grandes decisiones.

Sugey Berdugo es de las propietarias del hotel boutique Sal y Luz y junto a su esposo William, iniciaron un proyecto que deseaban realizar juntos. “Vinimos a El Salvador con una maleta llena de sueños”, expresa.

TODO COMIENZA CON UN VIAJE:

Ambos habían trabajado toda su vida en hoteles. En el momento que su esposo deja de trabajar en el hotel por el que había venido a El Salvador deciden hacer un alto y realizan un viaje a Israel, “a tierra santa, y el viaje marcó nuestra vida. Es importante hacer un pare y enfocarte en que quieres … nos dijimos, queremos emprender, y no sabía en lo que nos estábamos metiendo”. “Y el último día de viaje, en ese lugar, con la promesa que dice en la biblia, que lo que todo lo que pides creyendo se te dará”.

Con el viaje, Sugey ata más a su vida espiritual el pasaje que encontró de Marcos 5 donde dice que hay que ser Sal y Luz. Pero con el tiempo se dio cuenta que esa enseñanza la podía llevar a los negocios.

http://www.mpoderate.net/wp-content/uploads/2019/02/Hotel-sal-y-luz-550x413.jpg
Sugey Berdugo

“Tuvimos que hacer un gran sacrificio, estar dispuesto a jugárnoslas, y asumir el riesgo”. “No fue fácil, pero sabía lo que tenía que hacer”. Sugey Berdugo.

De ese entonces, ya cuatro años de haberse fundado.

“El éxito de una empres es que arranques con un orden y una estructura”.

EL ESPÍRITU DE SAL Y LUZ:

“Nuestro mercado es el ejecutivo de alto nivel que busca un lugar exclusivo, discreto, céntrico donde se sienta bien atendido, por eso nos ha ido bien en las calificaciones”, afirma Sugey. “Este lugar lo que brinda es paz”.

Los propietarios tienen claro que para mantener ese ambiente de intimidad, paz y tranquilidad hay que rodear al huésped de momentos de buen gusto y tener una “coherencia con lo que queremos ser”, por esa razón no hacen fiestas ruidosas o eventos con espíritu parrandero.

“Cambiamos las habitaciones para que cuando regresen de viaje los huéspedes siempre encuentren su lugar de descanso distinto”, acota la propietaria.

Para mantener la buena atención Sugey nos comparte que uno de sus secretos es darle un buen trato y el adecuado descanso a los colaboradores para que puedan tener el desempeño y la energía positiva para atender a los clientes.

PERMANENTE CAMBIO:

“cada vez que vengas vas a encontrar un lugar distinto”, esa es la tónica de este año. Como también un giro más práctico en el menú, como señala Sugey.

Luego de hacer un estudio con sus clientes y escucharlos detenidamente salieron de la zona de confort para tomar el desafío de hacer cambios, que por lo general en un negocio significa invertir dinero.

“Si tú quieres que te funcione (la gente) porque esto es 24/7 y el huésped siempre tiene que verte feliz, por eso mando a la gente a vacaciones”, explica la propietaria.

Han realizado cambios como restaurante y eventos porque los clientes han buscado Sal y Luz para tener momentos inolvidables gracias al ambiente de tranquilidad y belleza que encuentran en el lugar.

“Nos buscan para ocasiones muy especiales”, comparte Sugey. “Y ya en primicia ya vamos a empezar un proyecto en la playa, una extensión de Sal y Luz”, revela con mucho entusiasmo la empresaria.

Luego de cuatro años de haber salido al mundo, Sal y Luz está creciendo y expandiéndose con ese espíritu que transmite cada día que uno pone un pie en sus instalaciones.

GALARDONES, LUEGO DEL ESFUERZO en el año 2018:

“Si no disfrutas el proceso, no vas a recibir lo que tu quieres, tienes que aprender a vivir con los desafíos, tienes que aprender a ver las cosas con fe y persistencia”.

  •  Calificación de Trip Advisor como Hotel con Excelencia

  • El segundo mejor hotel del año, calificado por Booking

  • Unión Europea y Cámara de Comercio de El Salvador nombran al hotel como caso de éxito.

 

About Author

REDACCIÓN MPODERATE

You Might Also Like