Web Hosting

SUPERACIÓN

Viéndote al espejo.

By  | 

Por Elena Samayoa de Ruiz

Psicóloga.
Esto va dedicado a todos los seres bellos que habitan la faz de la tierra…

¿Cuántas veces te ves al espejo?,¿Te gusta lo que ves reflejado en él?,¿O te enfocas en verte las que consideras imperfecciones, y tu mayor afán es disimularlas?

Muchos de nosotros, tanto hombre como mujeres, tendemos a tratar de disimular lo que consideramos desagradable o poco estético.

Dejamos de lado que cada parte de nuestro cuerpo, puede convertirse en nuestro sello. Algo  por lo cual nos distinguimos de los demás.

En la actualidad, la imagen ya no es exclusivamente un tema que les concierne a las mujeres, hoy también trasciende al mundo de los hombres. No hay nada de malo en querer proyectarnos ante el mundo de una determinada manera. Lo negativo radica en el hecho de que con qué fin queremos hacerlo, ¿por convicción propia o por estándares externos?

Todo lo que hagamos debe de ser en función mía. Es DE MÍ, PARA MÍ. Eso no es egoísmo, es aprender a centrarse en lo importante. Nuestras acciones no deben de ser con el afán de cumplir expectativas sociales. Todo lo que hemos de hacer, cambios tanto internos como externos deben de tener como principal objetivo NUESTRA AUTORREALIZACION.

Sin importar cuántas veces te digan en el exterior que debes agradar a alguien por tu apariencia, antes que a tí mismo, estarás olvidando lo primero, tu.

 

Los cambios y transformaciones físicas no deben de limitarse a un hecho, ni un aquí. Deben de ser constantes, mantenerse, no ser volátiles. Tratemos de perseverar, eso sí siempre amando lo que somos lo que vemos en el espejo. A la larga solo se ve el reflejo de algo que con el tiempo se transforma. Debemos de tratar de reflejar lo que hay dentro, la luz siempre sale.

Ama cada parte de tu cuerpo. Recuerda que eso te hace único.

Todos somos un ejemplar único, un tipo. En todo tipo hay belleza. ¿Cumple con lo que la sociedad define como belleza?

No le des mérito a algo que cambia constantemente, y se manifiesta de acuerdo a modas y tendencias que en la mayoría no aplican a nuestra gente. Dejarse llevar por moldes de personas que son ajenas a nuestras características étnicas, culturales.

Lo que vemos por la calle son imágenes retocadas y trabajadas hasta el último detalle;  seleccionados fríamente para una industria que busca vender. Es decir, que cada una de esas imagenes que ves en la publicidad no son para hacerte feliz a ti, o para hacerte sentir mejor contigo misma, son producto de un negocio, así de sencillo. Mantener la perspectiva de hacia donde vemos nuestro ideal de cuerpo saludable y bello es importante.

Aún en la edad adulta vemos personas que sufren porque no se sienten encajar en ideales fabricados por el exterior. No aceptan que el tiempo pase por sus cuerpos y llegan incluso a someterse a peligrosos procedimientos que pueden peligrar su vida, o tomar hábitos insalubres  para ajustar sus cuerpos a fotografías mentales que los hacen sufrir porque no encajan. Esta actitud está fuera de perspectiva.

La próxima vez que te veas en el espejo, ENFÓCATE, en cada una de las partes y ÁMALAS.

Todas y cada una de ellas conforman lo que TU eres. No dejes de lucirte, porque eres una de las muchas BELLEZAS de la creación.

 

Elena Samayoa

elenasamayoa@gmail.com

Web Hosting

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply